Home / Kia Plan S / Kia dio detalles de su «Plan S», para el inicio de la transición a la movilidad electrica

Kia dio detalles de su «Plan S», para el inicio de la transición a la movilidad electrica

Kia Motors Corporation ha anunciado los detalles del “Plan S”, su estrategia a medio y largo plazo destinada a establecer progresivamente una posición de liderazgo en la futura industria automovilística, que comprende los servicios de movilidad y electrificación, así como de conectividad y autonomía de los vehículos.

La estrategia Plan S describe el “cambio” precursor y emprendedor de Kia, desde un sistema de negocio centrado en los motores de combustión interna hacia uno centrado en los vehículos eléctricos y las soluciones de movilidad personalizadas. La continua innovación de Kia y la mejora de su rentabilidad sustentarán la estrategia dual del Plan S focalizando el avance hacia los vehículos eléctricos y autónomos así como hacia los servicios de movilidad.

El pasado 14 de enero en Seúl, junto con la estrategia financiera y de inversión de Kia para el año 2025, se anunciaron los detalles del Plan S a los accionistas, analistas y agencias de calificación crediticia en el «Investor Day» de la compañía.

A finales de 2025, Kia planea ofrecer una gama completa de 11 vehículos eléctricos con batería (BEV). Con estos modelos, Kia pretende alcanzar una cuota del 6,6% del mercado mundial de vehículos eléctricos (excluyendo China) y, al mismo tiempo, lograr que el 25% de las ventas de la marca sean de coches respetuosos con el medio ambiente. Con un mercado mundial de vehículos eléctricos que se espera gane fuerza para el año 2026, Kia tiene como objetivo alcanzar 500.000 ventas anuales de vehículos eléctricos y 1 millón de vehículos eco friendly en todo el mundo (excluyendo a China).

Junto a estos objetivos, Kia ofrecerá servicios de movilidad basados en EV como parte de su nuevo modelo de negocio, ayudando a resolver problemas urbanos globales como la contaminación ambiental. La empresa se asegurará una competitividad líder en el mercado de vehículos especializados (PBV), que se prevé crezca gracias a la expansión de los negocios de vehículos compartidos y de comercio electrónico.

“Plan S”: La segunda generación de negocios futuros de Kia

Transición preventiva a los EV:

Liderar la popularización de los EV

  • Lanzamiento de un modelo eléctrico en 2021
  • Establecer una completa gama de 11 modelos EV y alcanzar una cuota de mercado global de EV del 6,6% para el 2025
  • Vender 500.000 vehículos eléctricos y un millón de vehículos ecológicos en 2026
  • Ofrecer simultáneamente modelos derivados  y modelos exclusivos EV; con precio y especificaciones diferenciadas.
  • Cultivar mercados claves avanzados como bases principales para los vehículos eléctricos; alcanzar una cuota de ventas EV del 20% entre los modelos de Kia en 2025
  • Introducir determinados modelos  EV en mercados emergentes; e incrementar las ventas de vehículos con motor de combustión (ICE)
  • Adoptar un sistema de desarrollo para la arquitectura EV
  • Innovación en las ventas de EV

Oferta de soluciones de movilidad  personalizadas:

Crear servicios de movilidad basados en vehículos eléctricos y autónomos, entrar en el negocio del PBV

  • Establecer Mobility Hubs en ciudades con regulaciones ambientales más estrictas y un mayor uso de vehículos eléctricos; y proporcionar servicios de movilidad respetuosos con el medio ambiente.
  • Explorar nuevos modelos de negocio como la logística y el mantenimiento de los vehículos a través de Mobility Hubs.
  • Operar servicios de movilidad basados en vehículos eléctricos y autónomos en el largo plazo
  • Liderar los mercados de PBV para clientes corporativos; ofrecer PBVs personalizados para clientes específicos

El Plan S prevé que Kia Motors invierta un total de 29 billones de won (unos 22.500 millones de euros) hasta finales de 2025 para establecer el liderazgo en la electrificación de vehículos y diversificar su negocio. Al final de este período, Kia Motors tiene como objetivo alcanzar un margen de beneficio operativo del 6% y una rentabilidad financiera sobre fondos propios (ROE) del 10,6% para asegurar el capital necesario y maximizar el valor para los accionistas.

«A medida que la industria automotriz experimenta turbulentos cambios, hoy es también un momento oportuno para que Kia Motors se transforme radicalmente en una empresa global dedicada a encabezar las innovaciones basadas en el valor para el cliente«, ha declarado el Presidente y CEO de Kia Motors, Han-woo Park. «Kia Motors innovará activamente para asumir los retos que se avecinan, identificando y capitalizando nuevas oportunidades para impulsar la empresa«.

Park añadió: «El Plan S es una hoja de ruta valiente y emprendedora para la futura transición empresarial de Kia, apoyada en los dos pilares de los vehículos eléctricos y las soluciones de movilidad. Nuestro enfoque consiste en poner a los clientes en primer lugar, y Kia revitalizará la innovación de su marca desarrollando productos y servicios que ofrezcan nuevas experiencias a los clientes«.

Como los dos objetivos estratégicos del Plan S, Kia se concentrará en (1) liderar la popularización de los vehículos eléctricos, y (2) expandir los servicios de movilidad para vehículos eléctricos y autónomos, así como entrar en el negocio de PBV.

La compañía buscará innovaciones en todos los ámbitos, que abarquen desde la identidad de marca, la identidad corporativa, la identidad de diseño y la experiencia del usuario, entre otros. El objetivo de Kia es permitir que los clientes experimenten, sientan y entiendan directamente esta evolución como la de una empresa que defiende los vehículos eléctricos y las soluciones de movilidad.

El nuevo sistema de marca de Kia, que se revelará en la segunda mitad del año, se está formulando bajo objetivos claros. Esto incluye convertirse en pionero en la era de los EV, una marca querida por la generación millennial (aquellos con un buen dominio de la tecnología de la información, nacidos entre principios de los 80 y principios de los 2000, un período que fue testigo de la transición de la era analógica a la digital) y la generación Z (nacidos después de mediados de los 90 y que crecieron en gran medida en un entorno digital con una inclinación natural a utilizar herramientas digitales, de ahí su apodo, «nativos digitales»), y un símbolo de desafío e innovación.

Al mismo tiempo, la compañía planea maximizar el valor para los accionistas y ganar más confianza del mercado, fortaleciendo constantemente su competitividad a través de innovación en negocios existentes, así como incrementando la rentabilidad de los negocios futuros.

Transición precursora al negocio EV

Kia se centrará en asegurar su liderazgo en el mercado mundial EV mediante una estrategia de diferenciación de productos, como el lanzamiento de un modelo EV específico, así como el establecimiento de un sistema de innovación en toda la empresa.

Kia planea sentar las bases para su gran salto adelante al hacer, antes que la competencia,  la transición a un sistema de negocios basado en EV, aprovechando su capacidad de producción de vehículos con motor de combustión interna.

Al priorizar el valor futuro para el cliente, la compañía también planea desarrollar y lanzar innovadores modelos EV. De este modo, se ofrecerán productos con un atractivo especial, como un diseño, una experiencia de usuario y una calidad específicas de los vehículos EV. Comenzando con el lanzamiento de un vehículo exclusivamente eléctrico en 2021, Kia establecerá una línea completa de 11 modelos eléctricos para el año 2025, añadiendo nuevos modelos EV a toda su gama, incluyendo vehículos de pasajeros, SUV y MPVs, a partir de 2022.

El modelo EV que se lanzará en 2021 se construirá sobre una plataforma específica diseñada para alojar el sistema de propulsión y las tecnologías EV líderes en el mundo del automóvil. Ofrecerá un diseño  que difuminará los límites entre los vehículos utilitarios de pasajeros y los deportivos, una experiencia de usuario orientada al futuro, una autonomía de conducción con una sola carga de más de 500 kilómetros y un tiempo de carga de alta velocidad inferior a 20 minutos.

En toda su gama de EV, Kia planea operar con dos tipos de EVs, con diferentes capacidades de carga (400 V/800 V) –modelos dedicados de altas prestaciones y derivados con un precio razonable para satisfacer las diferentes necesidades de los clientes.

Se buscará el crecimiento de las ventas globales de EV, de acuerdo con una estrategia personalizada y orientada al mercado, que considerará las diferencias regionales en cuanto a la regulación medioambiental, las subvenciones, la infraestructura y más.

En Corea, América del Norte, Europa y otros mercados desarrollados que se enfrentan a normas de eficiencia de combustible más estrictas, la empresa fomentará el desarrollo de la industria de vehículos eléctricos. Para el año 2025, se establecerá una línea completa de EV en mercados; las ventas de EV representarán alrededor del 20% de las ventas totales de Kia en los mercados desarrollados.

En los mercados emergentes, Kia se centrará en la expansión de las ventas de vehículos con motor de combustión interna, a la vez que revisará la entrada selectiva de vehículos eléctricos en función de la demanda de cada mercado.

Al adoptar un innovador sistema de desarrollo de la arquitectura EV (la estructura básica de los vehículos), la empresa establecerá un sistema de planificación, desarrollo y producción, capaz de maximizar el valor para el cliente, incorporando eficazmente las demandas del mercado desde la fase inicial de planificación del producto.

A través de estas innovaciones en los procesos, que permiten el desarrollo rentable y rápido de una amplia gama de modelos de vehículos eléctricos, Kia espera reforzar su competitividad en el sector de los vehículos eléctricos.

Al mismo tiempo, la empresa ha avanzado en inversiones estratégicas integrales y en la colaboración en forma de innovación abierta para la internalización de tecnologías y la construcción de infraestructuras.

Cabe destacar que, en mayo del año pasado, Kia invirtió en el fabricante croata de vehículos eléctricos de alto rendimiento Rimac Automobili; y en septiembre invirtió en IONITY, que se especializa en la construcción de infraestructuras de carga de alta velocidad. La inversión en IONITY en particular, allanará el camino para avanzar en el negocio de Kia de desarrollo de infraestructuras de recarga de alta velocidad en Europa y otros mercados principales.

Fomentar  los servicios de movilidad; entrada en el negocio de PBV

Kia diversificará su negocio para ofrecer servicios de movilidad ecológica centrados en la conducción eléctrica y autónoma en las principales ciudades del mundo. También entrará en el mercado de los vehículos especializados (PBV), donde se espera que la demanda crezca en medio de la proliferación del comercio electrónico y el uso compartido de vehículos, asegurando eventualmente una nueva base de clientes corporativos.

En las principales ciudades del mundo que están respondiendo activamente al cambio climático y apoyando la popularización de los vehículos eléctricos, Kia colaborará con socios locales para establecer Mobility Hubs  que alberguen estaciones de carga de vehículos eléctricos, centros de mantenimiento de vehículos y diversas instalaciones de conveniencia.

Estos Mobility Hubs se utilizarán como estaciones de transferencia entre los vehículos eléctricos y los vehículos de motor de combustión interna, estos últimos no pueden entrar en determinadas zonas urbanas debido a la normativa medioambiental. Utilizando varias infraestructuras como estaciones de carga e instalaciones de conveniencia dentro de los Centros de Movilidad, Kia explorará nuevos modelos de negocio.

A largo plazo, la empresa pretende operar robotaxis autónomos y roboshuttles bajo demanda en centros urbanos que también operan los Centros de Movilidad.

Kia ha intensificado recientemente la colaboración con empresas de soluciones de movilidad tanto localmente como en el extranjero. En 2018, la empresa invirtió en Grab, la mayor empresa de servicios de transporte, entrega de alimentos y soluciones de pago del sudeste asiático; y en Ola, en marzo del año pasado, una empresa india que ofrece servicios de transporte compartido entre pares, servicio de transporte, taxientrega de alimentos y otros servicios de movilidad.

En particular, Kia ha establecido en Madrid una joint venture de servicios de coche compartido con Repsol, la principal compañía energética de España, a través de su marca WiBLE. Lanzada en septiembre de 2018, WiBLE tiene en funcionamiento 500 vehículos híbridos enchufables (PHEV) Kia Niro a través de un método de utilización que permite a los usuarios alquilar y devolver libremente los vehículos dentro del área de servicio. WiBLE sigue siendo uno de los programas de movilidad compartida más exitosos de Europa, con más de 130.000 miembros registrados desde que empezara a operar.

En septiembre de 2019, Kia – como parte del Grupo Hyundai Motor – firmó un acuerdo de empresa conjunta con Aptiv, líder mundial especializado en el desarrollo de soluciones de conducción autónoma. Esta asociación ayudará a la marca a avanzar en las tecnologías de conducción autónoma de nivel 4 y 5 (SAE), que constituirán la base de las futuras soluciones de movilidad.

A través de esta joint venture, Kia desarrollará una plataforma de conducción autónoma de vanguardia para el año 2022, y realizará operaciones experimentales en determinadas áreas en 2023. Le seguirá la producción comercial en la segunda mitad de 2024, y suministrará esta plataforma a los fabricantes de automóviles y a las empresas de servicios de movilidad de todo el mundo.

Kia va más allá de la simple reutilización de los vehículos vendidos a los clientes. La compañía está dirigiendo su atención al potencial crecimiento del mercado de PBV que sirve a empresas y otros clientes.

Se espera que la demanda de los clientes corporativos en los negocios de transporte, logística y distribución crezca significativamente en la próxima década. El sector, que actualmente representa sólo el 5% de la demanda mundial de automóviles, se prevé que sus clientes crezcan hasta el 25% en 2030, a medida que el comercio electrónico y el uso compartido de vehículos se expandan.

En primer lugar, Kia concentrará sus esfuerzos en mejorar los productos PBV para liderar la cobertura del mercado asegurando los clientes principales.

La compañía pasará por un período de transición con vehículos ya existentes, como el Niro EV y el Soul EV, dotados de un acabado personalizado. A continuación, desarrollará y suministrará PBV orientados al cliente objetivo, como vehículos para coche compartido, vehículos logísticos de piso bajo para facilitar el acceso, e incluso camiones de reparto equipados con equipos de refrigeración y enfriamiento para entregas de productos frescos.

Con la popularización de la tecnología autónoma, Kia ampliará su modelo de negocio para incluir un negocio de PBV personalizado, centrado en los vehículos eléctricos y autónomos que utilizan una plataforma modular integrada de “skateboard”, como los coches de reparto sin conductor de tamaño mini y los robotaxis.

La plataforma skateboard incorpora en su parte superior dos de los componentes principales del EV: un motor eléctrico y una batería plana y baja. Esta estructura permite montar una carrocería en la parte superior en función de las necesidades funcionales de los usuarios.

En el caso de los PBV utilizados para fines especiales, asegurar la competitividad de los costes es una preocupación primordial. Por lo tanto, Kia colaborará activamente con los agentes externos y utilizará su propia red de equipamiento especial para vehículos de empresa, así como para establecer un equipo de desarrollo y un sistema de producción especializados.

Estrategia financiera y de inversión

En el Día del Inversor en Seúl, Kia también ha revelado su estrategia financiera y de inversión a medio y largo plazo, incluyendo un plan para aumentar la rentabilidad a través de su exitosa transición a un futuro sistema de negocios, así como establecer una política de retorno a los accionistas con el fin de mejorar la confianza del mercado.

A finales de 2025, Kia tiene previsto invertir un total de 29 billones de won (unos 22.500 millones de euros), alcanzar un margen de beneficio operativo del 6% y lograr una rentabilidad financiera del 10,6%.

Las inversiones en la transición hacia vehículos eléctricos y autónomos y servicios de movilidad futura serán financiados mediante el ahorro en inversiones relacionadas con motores de combustión (ICE), que decrecerán gradualmente al igual que Kia se centrará en reducir la complejidad de fabricación. En su lugar la compañía concentrará su inversión en vehículos autónomos y eléctricos para cimentar su liderazgo global en negocios futuros.

Su inversión empresarial futura, centrada en el refuerzo de la capacidad tecnológica de Kia y en la exploración de nuevos negocios, se realizará a través de la innovación abierta que creará diversas sinergias con actores externos.

Durante los próximos dos o tres años, período en el que Kia seguirá lanzando nuevos modelos de gran volumen de ventas, la empresa aprovechará todos los esfuerzos para mejorar su rentabilidad mediante la mejora de su mix de ventas. Se espera que la proporción de ventas de SUV, que actualmente es del 50% en toda la gama, aumente hasta el 60% en 2022, excluyendo el mercado chino.

Habiendo aterrizado exitosamente en la India, la penetración de Kia en el cuarto mercado automovilístico más grande del mundo continuará. Tras la inauguración el año pasado de la planta de Kia Motors India en el estado de Andhra Pradesh y la introducción del todoterreno Seltos, Kia tiene la intención de continuar su trayectoria de crecimiento añadiendo una gama de modelos de orientación recreativa (RV). Esto permitirá a la fábrica cumplir con su capacidad de producción de 300.000 unidades por año para el año 2022.

En China, el objetivo de Kia a medio y largo plazo es reforzar su competitividad básica para crear un ciclo virtuoso de innovación de marca a través de la mejora de la producción y las ventas. Esto incluye aumentar la eficiencia de las gamas, llevar a cabo modelos estratégicos regionales y mejorar la competitividad de los concesionarios para aumentar la rentabilidad.

Al mismo tiempo, el negocio de Kia Complete Knock Down (CKD), que prevalece en los mercados emergentes de Asia-Pacífico, Oriente Medio y África, Rusia, y América Central y del Sur, se incrementará hasta 300.000 unidades a finales de 2023, desde las 80.000 unidades actuales.

El aumento de los volúmenes de ventas en los mercados emergentes es también un factor principal en la mejora de la rentabilidad. Con la racionalización de las gamas de modelos, la reducción de los costes de desarrollo, la optimización de las especificaciones y otras mejoras, los volúmenes de ventas de vehículos con motor de combustión interna en los mercados emergentes crecerán hasta 1,05 millones de unidades hasta el año 2025, desde las 770.000 unidades actuales (excluyendo a China).

2025 Estrategia financiera y de inversión:

Aumento de la rentabilidad

  • La llegada del nuevo ciclo de vehículos se centra en los SUV de gran volumen de ventas
  • Aceleración de la penetración en el mercado Indio; expansión de la línea de productos a una capacidad anual de 300.000 unidades para 2022
  • Fortalecimiento de las operaciones en el mercado chino a través de innovaciones comerciales de alta intensidad
  • Expansión del negocio de CKD en los mercados emergentes hasta 300.000 unidades en 2023
  • El volumen de ventas de los vehículos de motor de combustión interna en los mercados emergentes aumenta a 1,05 millones de unidades en 2025
  • Asegurar la rentabilidad de los VE mediante la innovación de las estructuras de costes

Maximización del valor para el accionista

  • A corto plazo: Mantener el ratio de reparto de dividendos del 25-30%.
  • A medio y largo plazo: considerar la recompra de acciones y aumentar la tasa de pago
  • Conseguir una rentabilidad financiera (ROE) globalmente competitiva en el rango del 10%

Es particularmente importante, la todavía mayor innovación de su estructura básica de costes que realizará Kia, mediante la adopción de un sistema de desarrollo de arquitectura de EV para consolidar su liderazgo en este sector. Se centra en la optimización del diseño, la innovación y la estandarización, lo que conduce a la reducción de los costes de material, el aumento de la participación de los componentes de los vehículos con motor de combustión, los nuevos desarrollos tecnológicos y la introducción de nuevas especificaciones. Para el año 2025, se prevé que será posible asegurar la rentabilidad de los EV a la par de los vehículos ICE.

Para aumentar la confianza de los accionistas y del mercado, Kia implementará activamente una política de retorno a los accionistas. En el corto plazo, la compañía mantendrá su ratio de reparto de dividendos del 25-30%. A medio y largo plazo, revisará las recompras de acciones e incrementará su ratio de pago en función de la mejora de la base de capital que será sustentada por una mayor rentabilidad tras 2022.

Además, para fomentar el crecimiento a largo plazo del valor para el accionista, Kia aumentará su ratio de rentabilidad sobre fondos propios hasta el rango del 10%, alcanzando el 10,6% en 2025.

About Enrique Kogan

Check Also

Acura mostrará en el auto show de Chicago la tecnología “Super Handling All-Wheel Drive”

La tecnología SH-AWD de Acura, la primera del sector, debutó hace 16 años, y es …

Powered by themekiller.com